Una palabra por cada latigazo

La actualidad manda y, a veces, de forma sonrojante. El cineasta iraní de origen kurdo Keywan Karimi se enfrenta a la pena de 223 latigazos y un año de cárcel, ratificada por las autoridades de Teherán como “castigo” por haber rodado Writing on the City. Este documental, al que ya me referí en un artículo anterior y que hace un recorrido por mensajes y grafitis que han aparecido en los muros del país, ha sido catalogado como propaganda antigubernamental y un “insulto a la santidad”. De momento, la respuesta a este brutal desatino han sido numerosas protestas internacionales, la última del Festival de Cine de San Sebastián, que ha denunciado al gobierno iraní por “permitir atrocidades como ésta”. Otra expresión de rechazo es el documental 223 Words, en el que otros tantos cineastas de todo el mundo escogen una palabra de apoyo al joven director. Una por cada latigazo. El documental se puede ver en Vimeo.

Basilio Martín Patino interviene en apoyo de Karimi

El director español Basilio Martín Patino es uno de lo numerosos cineastas que han expresado su apoyo a Karimi en 223 Words.

 

Anuncios

El documental en China pide oxígeno

El documental en China está siendo una de las víctimas de la creciente deriva autoritaria del gobierno. El ejemplo más reciente es Under the Dome (Bajo la cúpula), realizado por la periodista china Chai Jing y consagrado a los altísimos niveles de contaminación que respiran sus compatriotas.

Su contenido, muy riguroso, ha levantado un considerable dolor de cabeza a las autoridades, que han optado por la fórmula tradicional en estos casos: si alguien ofrece un testimonio fiel y documentado sobre la gravedad de un problema, acabemos con el testimonio.

La autora del documental Under the Dome, durante la presentación del mismo

Chai Jing, la autora de Under the Dome, durante la presentación del documental

Sigue leyendo