El último verano que fuimos caníbales

Hubo un tiempo en que los españoles fuimos caníbales. Y no hablo de la prehistoria. Hace poco más de cincuenta años todavía quedaban tribus que practicaban la antropofagia. En la Costa Brava, por ejemplo. Al menos así se desprende de uno de los expedientes de censura más delirantes que han pasado por mis manos, el de Suddenly, Last Summer (De repente, el último verano. 1959).

Escena de Suddenly, Last Summer

El momento crucial de la película, la muerte de Sebastian en manos de los “caníbales”

Sigue leyendo

Anuncios

Besos y vetos

Acabo de ver de nuevo Cinema Paradiso (Giuseppe Tornatore, 1988) y me vuelve a sorprender lo familiar que resulta esa historia que arranca en los años 40 y gira en torno a una sala de cine de una pequeña localidad de la Italia meridional. Se podía haber ambientado perfectamente en la dura España de la posguerra, en cualquiera de esos cines de pueblo, que eran nuestros propios “cinemas Paradiso” y que muy de vez en cuando tienen mínimos conatos de recuperación.

En lo referente a la censura, choca esa similitud entre la Italia que derrotó al fascismo y la España del fascismo triunfante. Hasta que reparas que, en ambos casos, una institución tan poco democrática como la Iglesia Católica era la que decidía lo que se podía o no se podía ver en la pantalla. Sobre besos, abrazos y cualquier conato de pasión, la Iglesia ejercía el control absoluto de las tijeras. Daba igual que fuera en un pueblo de Sicilia o de Castilla.

 

Escena de Cinema Paradiso

En Cinema Paradiso, el pequeño Totò tiene el privilegio de ver los besos vetados por el párroco local.

Sigue leyendo

Ni una copa con Leslie Howard

Hay muchos interrogantes sobre el paso de Leslie Howard por Madrid, en plena II Guerra Mundial, y su trágica muerte cuando volvía a Inglaterra y su avión fue abatido por los nazis. Hay quien asegura que el británico, que ya era un actor consagrado y venía como conferenciante, era en realidad un agente de su Majestad y traía el cometido (seguramente ingenuo) de conocer el grado de neutralidad de Franco en la contienda. Otros afirman que Madrid solo era una escala en su verdadero destino, Lisboa, de donde finalmente despegó el vuelo que le condujo a la muerte el 1 de junio de 1943.

Por desgracia, en este artículo no podré desvelar las circunstancias de la desaparición del intérprete de Ashley Wilkes en Lo que el viento se llevó y si murió llevando información sensible. Más bien voy a añadir un poco de misterio al asunto, porque buceando en los Archivos de la Censura encontré el original de un documento que me llamó la atención y quiero compartir con quienes leáis este blog.

Lesile Howard

El actor Leslie Howard pudo venir a España como agente británico

Sigue leyendo

El Greco y los nuevos inquisidores

El cuarto centenario de la muerte de El Greco, que se viene celebrando en Toledo con el proverbial lucimiento de la clase política (basta recordar el pique entre el ministro Wert y la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, en los actos inaugurales), me permite desempolvar una historia jugosa y muy oportuna.

Se refiere a una película sobre el pintor, rodada en 1964, aprovechando el 350 aniversario de su muerte. Estábamos en plena dictadura y el “predemócrata” Manuel Fraga era ministro de Información y Turismo. El año anterior, el régimen franquista había sido vapuleado en todo el mundo tras las ejecuciones de Julián Grimau, Enrique Granado y Joaquín Delgado. Franco volvía a consolidar su merecida fama de tirano con las manos llenas de sangre y el cine no era ajeno a ese momento, como ya he contado en el post sobre El verdugo.

La intervención de la censura convirtió un alegato contra la Inquisición en una historia de amor

La intervención de la censura convirtió un alegato contra la Inquisición en una simple historia de amor

Sigue leyendo

El Festival de Cannes y el túnel del tiempo

El cartel promocional del reciente Festival de Cannes, dedicado a la película A New Kind of Love y a la pareja protagonista Paul Newman-Joanne Woodward, que además eran matrimonio en la vida real, me ha hecho recordar la mojigata intervención de la censura cuando se estrenó esta comedia romántica en la España de Franco, en 1963.

Cartel Cannes

Paul Newman y Joanne Woodward, en el beso que inspiró el cartel del Festival de Cannes

Sigue leyendo

La otra navaja de Buñuel

La asociación entre “navaja” y “Buñuel” nos lleva inmediatamente a las primeras imágenes de Un perro andaluz, con esa navaja de afeitar cortando un ojo, convertida en uno de los iconos del surrealismo. Pero no es la única vez en que el director aragonés demostró su afición a provocar recurriendo a las armas blancas. Volvió a hacerlo en Viridiana, una de sus películas más perseguidas, prohibida en España durante la dictadura y sin estrenar en nuestras salas comerciales hasta 1977, dieciseis años después de su rodaje.

La navaja-crucifijo era conocida también como "navaja de monja".

Navaja-crucifijo que se conserva en el Museo de la Cuchillería de Albacete.

La navaja que aparece en Viridiana es un modelo muy común que se fabricaba en Albacete y tenía la particularidad de que el mango era un crucifijo. Era de pequeño tamaño y durante la primera mitad del siglo pasado su uso fue muy habitual entre los clérigos de esta región manchega, hasta el punto de que se la conocía como “navaja de monja”.

Sigue leyendo