El último verano que fuimos caníbales

Hubo un tiempo en que los españoles fuimos caníbales. Y no hablo de la prehistoria. Hace poco más de cincuenta años todavía quedaban tribus que practicaban la antropofagia. En la Costa Brava, por ejemplo. Al menos así se desprende de uno de los expedientes de censura más delirantes que han pasado por mis manos, el de Suddenly, Last Summer (De repente, el último verano. 1959).

Escena de Suddenly, Last Summer

El momento crucial de la película, la muerte de Sebastian en manos de los “caníbales”

Sigue leyendo

El Greco y los nuevos inquisidores

El cuarto centenario de la muerte de El Greco, que se viene celebrando en Toledo con el proverbial lucimiento de la clase política (basta recordar el pique entre el ministro Wert y la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, en los actos inaugurales), me permite desempolvar una historia jugosa y muy oportuna.

Se refiere a una película sobre el pintor, rodada en 1964, aprovechando el 350 aniversario de su muerte. Estábamos en plena dictadura y el “predemócrata” Manuel Fraga era ministro de Información y Turismo. El año anterior, el régimen franquista había sido vapuleado en todo el mundo tras las ejecuciones de Julián Grimau, Enrique Granado y Joaquín Delgado. Franco volvía a consolidar su merecida fama de tirano con las manos llenas de sangre y el cine no era ajeno a ese momento, como ya he contado en el post sobre El verdugo.

La intervención de la censura convirtió un alegato contra la Inquisición en una historia de amor

La intervención de la censura convirtió un alegato contra la Inquisición en una simple historia de amor

Sigue leyendo

El Festival de Cannes y el túnel del tiempo

El cartel promocional del reciente Festival de Cannes, dedicado a la película A New Kind of Love y a la pareja protagonista Paul Newman-Joanne Woodward, que además eran matrimonio en la vida real, me ha hecho recordar la mojigata intervención de la censura cuando se estrenó esta comedia romántica en la España de Franco, en 1963.

Cartel Cannes

Paul Newman y Joanne Woodward, en el beso que inspiró el cartel del Festival de Cannes

Sigue leyendo