Un animatógrafo en el rincón

Animatógrafo del Rossio

El Animatógrafo de Lisboa sobrevive como local de cine porno

Hoy la cosa va más de cine que de censura. O mejor dicho, de evocación de los viejos cinematógrafos, algunos de ellos auténticas reliquias del pasado.

Recientemente he estado en Lisboa y me ha sorprendido la escasa consideración que tiene uno de los cines más antiguos de Europa, el Animatógrafo del Rossio, abierto desde 1907.

A comienzos del siglo pasado, el animatógrafo rivalizó con el kinetoscopio y el cinematógrafo, así que este edificio forma parte de los primeros pasos de la historia del cine.

La desaparición de muchas antiguas salas de proyección en todo el mundo, engullidas por la especulación y la desidia, hace doblemente valioso este bonito local, escondido en el número 225 de la pequeña calle Sapateiros, que comunica con la bulliciosa plaza del Rossio por el Arco da Bandeira.

Sigue leyendo

Anuncios