Señales de alarma

En las últimas semanas asistimos a una alarmante proliferación de casos que han convertido la actividad cultural en este país en una gigantesca diana. Dos titiriteros van a parar a la cárcel acusados de apología del terrorismo por un cartel y un espectáculo claramente paródicos. La acusación, disparatada y manipuladora, llegó a ser recogida por los principales medios internacionales; The Independent, Libération, el Financial Times, Le Monde, la CBS y el mismísimo New York Times, entre otros muchos, abordaron el asunto en crónicas que dejaban entrever el desconcierto de sus corresponsales.

Dani Rovira, en los Goya de 2106

Dani Rovira, tras la presentación de los Goya, se lamentó de sufrir un “linchamiento” en las redes sociales.

Tras varios días de histeria inquisitorial, el caso se desinfló a gran velocidad, pero el daño ya estaba hecho.

Sigue leyendo

Anuncios